BLOG

Ahorrar o saldar deudas ¿Qué hacer primero?

¡Hola! ¿Cómo están?

Hoy vengo a traer un tema que a todo el mundo atormento en alguna oportunidad: las deudas.

Ya sea que cobramos el aguinaldo, un bono por buen rendimiento laboral, aumento de sueldo etc. ¿Lo usamos para cancelar las deudas o ahorramos?

Entendamos como deuda aquellos compromisos de pagos que tengamos en el futuro: pago de cuotas pendientes de alguna compra, el saldo que nos quedo de la tarjeta de crédito, préstamo personal, préstamo hipotecario, etc.

El primero paso: deberíamos hacer una lista de las deudas que tenemos y ordenarlas de mayor a menor. En este primer paso solo tenemos que ordenarlas por importe, por ej: cuota préstamo hipotecario $9000, cuota plan del auto $6000, etc.

De esta manera lo primero que queremos detectar es saber cuales son las deudas más “pesadas” que tenemos.

El segundo paso: es ordenarlas de mayor a menor según la tasa de interés que nos cobren en cada una de estas deudas. Generalmente, la gran mayoría de las personas al momento de contraer una deuda no se fijan en la tasa de interés que están pagando, sino, en el monto de la cuota que van a pagar, es muy común escuchar la frase “¿en cuanto me quedan las cuotas?”.

Por último, ordenen las deudas que tienen según sus plazos de vencimiento, si tienen un préstamo hipotecario seguramente sea el de mayor plazo a pagar en el futuro, lo mismo con el pago de un plan de ahorro en la compra de un 0 km.

Una vez que logremos identificar los tres puntos anteriores y ya tengamos todo mas claro, tenemos que tomar la decisión de como usar el dinero que recibimos por aguinaldo, bono o lo que fuere.

Personalmente, creo que no hay que utilizar todo ese ingreso para saldar deudas. ¿Por qué?

Quizás económicamente seria lo mejor, ya que vamos achicando la deuda y pagando menos intereses, pero la realidad es que esto nos deja muy desprotegidos si nos llega a pasar alguna emergencia que tengamos que cubrir con dinero. No solo eso, muy probablemente si usamos todo nuestro dinero para cancelar esa deuda y luego nos surge una emergencia, lo mas probable es que volvamos a endeudarnos para solucionarlo y de nuevo entramos en el circulo vicioso.

Por lo tanto, creo que lo mejor seria destinar un gran parte a saldar las deudas y dejar otra porción para ahorro o inversión. Si lo quieren en porcentajes seria 70% saldar deudas y 30% ahorro o inversión. De esta manera vamos a “sanar” un poco nuestras cuentas y psicológicamente vamos a estar un poco mas contentos ya que tenemos un poco mas de dinero ahorrado o invertido.

Es muy frustrante recibir el aguinaldo, bono, etc. y tener que gastarlo todo en saldar deudas y no podés disfrutar ni siquiera un poco de ese dinero.

Para terminar, tenemos que analizar que deuda pagamos primero. Desde el punto de vista económico tendríamos que intentar saldar las deudas con mayor tasa de interés.

Si por ej. tenemos 12 cuotas de $5000 de un préstamo personal con una tasa del 70% anual y sabemos que nuestros próximos aumentos de sueldo no van a llegar ni a la mitad de ese porcentaje, lo ideal seria tratar de cancelarlo lo antes posible.

También puede pasarnos que tengamos (a parte de la deuda que nombre recién) otra deuda que nos quedan 4 cuotas de $2000 para finalizarla y que con el aguinaldo las podemos saldar y hasta nos sobra un poco.

Quizás esta deuda mas chica no sea la de mayor tasa de interés, pero al poder saldarla y cancelar ya uno de los dos préstamos, no solo nos ayuda a sanar nuestras finanzas personales sino, que es muy gratificante el sentimiento de que pudimos terminar de pagar algo de todo lo que tenemos.

Como último consejo, intenten endeudarse lo menos posible y fíjense siempre cual es la tasa de interés que van a terminar pagando.

 

Espero que les sea útil y para cualquier consulta que tengan pueden enviarla a nuestra casilla de mail.

Si te pareció que este artículo es interesante y no queres perderte los siguientes post, podés suscribirte para recibirlos directamente en tu mail!

Recordá que podes aprender con nosotros haciendo miembro premium.

Les dejo un fuerte abrazo!

 
 

Gonzalo Pagura

Ceo&Founder